¿Qué es y para qué sirve una libreta?


Descubrimos, no sin una cierta sorpresa, que la pregunta más hecha a Google en México sobre las libretas es: ¿Qué es una libreta y para que sirve?

Ensayemos algunas respuestas.

Se requiere cierto valor para decir obviedades, procedemos no sin miedo: una libreta es un libro en blanco :)


De hecho libreta es diminutivo de libro. Librillo. Y está en blanco. Es un libro no escrito. Llegamos pues al momento justo de nuestro primer uso:


1. Una libreta sirve para escribir.


Pero, claro, no debemos limitarnos.

2. Una libreta sirve para dibujar.

Desde luego, cada una tiene sus variantes. Escribir sueños, hacer un diario, hacer una lista pormenorizada de los enemigos, planear la dominación del mundo, planear la rendición incondicional, escribir haikús, transcribir las citas de libros que nos han impresionado o indignado. Llevar registro de los buenos o malos deseos, llevar registro de instrucciones para hacer algo o para no hacer nada. 

Hacer planos de lugares reales o imaginarios, planear una remodelación de lugares físicos o metafísicos. Probar un teorema, refutar una teoría, ensayar hipótesis, dejar constancia de la estructura química de un hechizo.

Hacer amarres, deshacer entuertos, bendecir o maldecir. Hacer  listas. Hacer tontas. Transcribir recetas de la abuela o del abuelo. 


También para desahogar los normales sinsabores de la vida, propia y ajena. Para hacer terapia y expulsar las pústulas emocionales también. 

Para garabatear, desde luego. Para llenarlas de puntitos equidistantes y solventar de alguna manera nuestras obsesiones, manías y ciertas particularidades.

Y podemos dibujar, pintar, esbozar, hacer estudios detallados de partes del mundo, ilustrar sueño.

También podemos hacer collage. Hacer diario de lo que vemos, hacer diario de lo que no vemos.

3. Una libreta sirve para coleccionar

Lo que nos da dos posibilidades. Una: coleccionar libretas. (Nos declaramos absolutamente culpables de coleccionar libretas y nunca usarlas, son hemosas, chapeteadas, llenas de gracia). También pueden servir para coleccionar otras cosas: timbres, también las hemos usado para ello, con charnelas, nos disculparán y perdonarán los muy puristas. Pero no falta quien colecciona etiquetas de bananas o de manzanas o direcciones de lugares imaginarios.

Hay otros usos perversos y hórridos que, por mor de la exhaustividad, hemos de consignar: Sirve también para el ataque, tenemos noticia de golpes contusos dados por libreta y, desde luego, sirven para nivelar muebles, lo sentimos.

Y nos falta una de los más bellos:

4. Una libreta sirve para regalar.

Nada más hermoso que regalar una libreta. Es como decirle a alguien: sé que hay cosas hermosas dentro de tu cabeza, aquí puedes dejar constancia de ellas. 

Recuerde que hacemos libretas y recuerde que nos gusta mucho hacerlas. Si quiere aumentar nuestra felicidad y, con ello, la felicidad del mundo (aunque sea un poquito poco) puede pasar a lo barrido: libretas




© verdehalago 2022